Villacorp Blog Exclusivo en Mexico de Contraespionaje y Hacking Profesional

5Sep/13Off

Videovigilancia Residencial

video-vigilancia

Siempre he opinado que Proteger nuestro Patrimonio es una responsabilidad compartida entre las Autoridades Policíacas y nosotros los Ciudadanos.

Uno de los medios más efectivos para contribuir a esta Protección, es instalar un Sistema de Vigilancia Residencial que nos permita estar atentos a nuestro patrimonio desde cualquier conexión a Internet.

Increíblemente, la mayoría de las personas no cuentan con este tipo de Sistemas, porque el procedimiento de instalación suele parecer muy complicado.

Aunque hay cierta verdad en eso (el procedimiento sí es relativamente complejo y depende de la marca y modelo de nuestros equipos), en este Artículo describo el procedimiento genérico, de tal forma que le ayude a orientarse para adoptar este vital componente en su Seguridad.

1. Configurar la Cámara IP.

Lo primero que necesita, por supuesto, es adquirir una Cámara IP. Existe una gran variedad de modelos en el mercado, casi todos de buena calidad. Mi única recomendación es que evite la marca Foscam. Aunque son económicas, su calidad es espantosamente mala. Cometí el error de adquirir equipo de esa marca, y falló miserablemente a los pocos días.

Ya que tenga la Cámara, necesita conectarla a su Módem de Internet con un cable de red para accesar su Panel de configuración mediante una PC. En ese Panel le indica a la Cámara el nombre y contraseña de su red inálambrica, la dirección IP que va a tener, y la contraseña de acceso a la propia cámara.

El procedimiento exacto depende de la marca y modelo de la Cámara, por lo que necesita consultar el Manual correspondiente.

2. Activar el Acceso a la Cámara desde Internet.

Este paso suele ser el más confuso y difícil para los principiantes.

Para poder "ver" nuestra cámara desde Internet, necesitamos activar una característica especial en nuestro Módem denominada port forwarding (algunos fabricantes le llaman "Publicación de Aplicaciones", lo que contribuye a que exista tanta confusión).

En pocas palabras, este procedimiento consiste en "abrir" un punto de acceso llamado puerto TCP, y enviarlo al punto de acceso interno de la Cámara (otro puerto TCP).

Esta configuración se realiza en nuestro Módem, indicando la dirección IP de la cámara y su puerto interno, así como el puerto externo que deseamos usar para "encontrar" la Cámara desde Internet.

Como esta configuración queda ligada en forma permanente a la dirección IP en la Cámara, es muy recomendable que la asignemos de manera fija.

Otro error muy común de los principiantes, es no probar que el puerto externo haya quedado realmente "visible" desde Internet.

3. Asignar un "Nombre Fijo" a nuestro Módem.

Sirve para que podamos "encontrar" nuestro Módem cuando nos conectamos desde cualquier punto de Internet. Aunque no es estrictamente necesario, facilita bastante el acceso a la Cámara.

Esta operación consiste en configurar un servicio denominado DNS Dinámico, del cual existen varios proveedores que lo ofrecen en forma gratuita, por ejemplo, DynDNS.

4. Conectarnos a la Cámara.

El paso final para ver la cámara desde Internet es usar un software de acceso. Aunque prácticamente todas las cámaras pueden ser accesadas directamente con un simple Navegador de Internet, yo recomiendo ampliamente usar aplicaciones especializadas, como IP Cam Viewer para iOS o Android.

Simplemente indique el nombre fijo que asignó en el paso tres, el puerto externo que configuró en el paso dos y la contraseña de acceso a la cámara que asignó en el paso uno.

Listo! Siguiendo este sencillo procedimiento, contará con un vital Sistema de Seguridad para su Residencia.

En artículos futuros, describiré el procedimiento técnico exacto para configurar este tipo de Cámaras en las conexiones a Internet más populares de México.

© Javier Villanueva 2013 Todos los derechos reservados.

Filed under: Estrategia Comments Off
Powered by Netfirms